Leyenda del conserje de la escuela

Leyenda del conserje de la escuela

En el colegio en donde yo estudié la primaria, los maestros de vez en cuando hablaban acerca de una leyenda de terror del antiguo conserje. Aquel hombre respondía al nombre de Crispín y su sola presencia imponía miedo y respeto.

Quienes llegaron a tratarlo más a fondo dicen que su fuerte personalidad se debía a que en sus años mozos había servido como infante de marina. Sin embargo, por circunstancias de la vida se había convertido en el portero de la institución. Como la mayoría de los empleados en las escuelas particulares, Crispín no sólo se dedicaba a abrir y cerrar las puertas del plantel, sino que a veces también se designaban otras tareas tales como: podar el jardín, arreglar las bancas descompuestas y hasta limpiar los baños.

Don Crispín vivía en un cuarto que se le había acondicionado en la azotea de la escuela. Por tal motivo, él era el encargado de abrirle la puerta al director a su llegada. No obstante, un día el director llegó y aunque estuvo esperando un momento, el portero no cumplió con su tarea.

Entonces el director sacó las llaves y abrió la puerta que conducía directamente a su oficina. La ruta que debía seguir lo conducía directamente a través del pasillo en donde se encontraban los baños. Apenas pasó por ahí, vio que la puerta del baño de hombres estaba entreabierta atorada con una pierna.

Temiendo lo peor se acercó con cuidado y vio que lamentablemente don Fermín había fallecido. Llamó a una ambulancia, la cual llegó acompañada de una patrulla y luego de conocer los acontecimientos se llevaron el cuerpo del anciano a la morgue. Desde ese momento la leyenda de terror que afirma que el alma de don Crispín no puede descansar en paz, debido a su muerte repentina y ésta se hizo conocida en el colegio.

De hecho, niños de todas las edades dicen que en los baños se abren las llaves de los lavamanos y en el patio se escucha una escoba barriendo durante las horas de clases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *